tango

Quiero hacerte un tango,

ser una de las musas de Subiela

y que tú seas mi propio Gardel,

cuerpo con cuerpo,

en la melodía de nuestros pasos.

Sentir tu aliento en mi piel,

acariciando mi pelo,

mientras tu brazo me rodea,

en un suspiro,

que nos separe y nos vuelva a juntar,

en el tirabuzón de nuestras piernas

y el beso de nuestras manos.

Quiero hacerte un tango

en la cima de nuestro Montevideo,

a orillas del río,

mirando hacia tu Argentina,

en un baile atlántico

de puzzle con dos piezas,

cuerpo con cuerpo.

Tú mi Gardel

y yo,

tu Subiela.

¿Bailamos?

 

Anuncios