Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“Yo no me enamoro del sexo de la persona, sino del interior de esta”, Anónimo


Una Galicia cambiante, una Galicia multicolor

Me siento orgullosa de amanecer bajo un cielo que respira aires de cambio, salpicado de nubes blancas atravesadas por una brisa cambiante y renovadora capaz de mover masas y convertir en histórico un día que ya era multicolor para muchas personas.

Y es que el 26 de junio de 2015 no será olvidado. Un día como ayer se izaron con orgullo banderas que salpicaron de energía y vitalidad las plazas de ayuntamientos gallegos en las que hasta no hace tanto, habría sido impensable dejar ondear una bandera con el arco iris del derecho al amor impreso en su tela. Santiago de Compostela es una de esas ciudades que puede sentirse por fin orgullosa de reivindicar la libertad de amar y el amar en libertad, con una bandera que ahora mismo ondea no muy lejos de la majestuosa catedral en la Plaza del Obradoiro, punto estratégico que seguramente no pase desapercibido desde la Ciudad de la Cultura, esa obra faraónica que cambiará su habitual blanco por el rojo, el naranja, el amarillo, el verde, el azul y el lila de la lucha.

Esta imagen renovadora de una nueva Compostela se debe a la gran labor de una asociación con apenas unos meses de vida. Ultreia, que veía la luz el 19 de marzo, está dando sus primeros pasos y dejando huella en una piedra de por sí histórica que sin duda ayer hizo historia. Pero todavía queda mucho camino por recorrer y muchas líneas que escribir con esa tinta de un color especial.

Coruña tampoco quiso dejar de marcar un antes y un después con un acto que será recordado por los privilegiados que en la mañana del 26 pisaban los adoquines de la Plaza de María Pita. Pontevedra también decidió sumarse a la iniciativa, con un balcón del ayuntamiento cubierto por telas multicolor transformando el centro de la ciudad. Ames o Lalín fueron otros de los ayuntamientos que se sumaron a la oleada de color en un día del Orgullo que sin duda alguna ha sido histórico en el mapa gallego. En los próximos días el efecto arco iris llegará a otras localidades gallegas -como Cangas, Cambados o Ferrol- que también han decidido dar el paso de avanzar hacia un mundo más justo e igualitario en el que el amor sea el motor del cambio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Estados Unidos, el país en el que casarse ya no es utopía: #LoveWins

“Cuando todos los americanos son tratados como iguales, todos somos más libres. Incontables actos de coraje realizados por millones de personas convencieron poco a poco a un país de que el amor es amor” Barack Obama

Si bien hasta ahora solo podían decir el “sí, quiero” en 36 estados de los 50 que conforman los Estados Unidos de América, desde el 26 de junio de 2015 ya es posible el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el territorio estadounidense. Una ley histórica que por fin reconoce el derecho a amar en libertad y con libertad.

El amor ha ganado en un país en el que por desgracia para muchas parejas el matrimonio no era más que un sueño. La unión hace la fuerza y los años de lucha han dado sus frutos. Habrá personas volcadas en la lucha que no llegaron para verlo con sus propios ojos, pero su determinación ha merecido la pena y ha hecho posible que las generaciones futuras nazcan en un lugar mejor y en el que poco a poco ley y sociedad irán de la mano de la aceptación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La homofobia es todavía a día de hoy una herida abierta tanto en suelo americano como en el resto de países del mundo, pero leyes como la de ayer irán difuminando poco a poco el hastío de una caminata que se irá haciendo más y más liviana. Y es que Estados Unidos ha reconocido un derecho humano y la igualdad ha ganado la batalla de años de injusticia y sombras.

“Derechos humanos para todos, no hay diferencia, sobrevive, y sé tú mismo” Same love


Anuncios